PerrosMania 

Cuidados 
Vacunas 
Consejos para bañar a un perro 
Evitar accidentes con coches 
Higiene 
Castración 
Cuidados de un perro viejo 
El baño 
Sacrificio 
Posibles venenos 
Temperatura 
Problemas auriculares 
El sol 
 
 

 
Adiestramiento 
Alimentación 
Bóxer 
Cachorros 
Comportamiento 
Cuidados 
Enfermedades y salud 
Labrador Retriever 
Pastor alemán 
Perros 
Razas de perros A-C 
Razas de perros D-M 
Razas de perros N-R 
Razas de perros S-Z 
Yorkshire Terrier 

Cuidados de un perro viejo


La edad de entrada en la vejez no es la misma para todos los perros. Depende del tamaño del perro. A continuación te mostramos una tabla en la que podrás comprobar a qué edad se supone que tu perro ha entrado en la vejez. Ten en cuenta que los kilos que a continuación te mostramos se refieren al estándar de la raza.

  • 9 años para los perros de menos de 15 kilos
  • 8 años para los perros de 15 a 40 kilos
  • 6 años para los perros de más de 40 kilos

A partir de estas edades el perro puede desarrollar determinados problemas y va a necesitar cuidados particulares. El ritmo de su cuerpo comienza a ir más despacio y las marcas del tiempo empiezan a notarse con más intensidad. Pero no debemos preocuparnos: aunque haya entrado en la vejez, todavía vivirá largos años a tu lado. Debido al progreso de la medicina veterinaria, a la cualidad del alimento actual y al mejor conocimiento de los dueños con respecto a su animal, la esperanza de vida de los perros cada vez es más larga. Aquí os dejamos unos consejos concernientes a lo que puedes hacer para ayudar a tu perro a sentirse bien en su piel y feliz conforme se vaya haciendo mayor.

LAS NECESIDADES ALIMENTARIAS

Las necesidades energéticas de tu perro disminuirán cerca del 10 % con relación a sus necesidades de adulto debido a la bajada de su metabolismo. El perro será menos activo y, por tanto, quemará menos calorías. Habrá que velar para no sobrealimentar al animal, ya que la obesidad podría ser un problema grave para su salud. Un exceso de peso agravaría ciertos problemas de salud atados a la edad (artrosis, insuficiencia cardíaca,...). El veterinario te ayudará a escoger el tipo de alimento y la cantidad que el perro necesita.

Elección del alimento: A lo largo de la vida del perro, la elección de la alimentación (cantidad y calidad) tiene una gran repercusión sobre su longevidad y su calidad de vida. A esta edad hay que estar aún más atentos a ella. Conviene pues escoger una alimentación específica para seniors, porque las necesidades alimenticias cambian con la edad.

Transición: Habrá que cambiar su alimentación progresivamente haciendo una transición alimenticia. Convendrá incorporar el nuevo alimento al antiguo. Esta transición puede hacerse en sólo una semana pero variará dependiendo y se retardará si el animal presenta desórdenes gástricos o intestinales.

Ritmo: Las comidas deberán, más que nunca, ser dadas a horas fijas y siempre en el mismo lugar. Al envejecer, el perro no lleva bien los cambios ni de ritmo ni de costumbres. Podrás darle su ración alimenticia diaria en dos o tres pequeñas comidas para facilitar la digestión.

Cuidados de un perro viejo

LOS CUIDADOS CORPORALES Y LA HIGIENE DIARIA

Dentición: Las infecciones gingivales, el mal aliento, la pérdida de los dientes o el tártaro forman parte de los problemas que pueden aparecer en los perros mayores. Más graves son las enfermedades debidas a las bacterias que pasan a la sangre y que provocan afecciones pulmonares, cardíacas, renales o articulares que pueden ser fatales para el perro. Consulta a tu veterinario que te señalará cómo limpiar los dientes de su perro.

Pelaje: Cepilla bien al perro. Él se sentirá más a gusto y con mejor salud. El cepillado guarda su pelaje brillante y sin nudos. El cepillado también es la ocasión de verificar todas las anomalías tales como la pérdida de pelo, heridas, irritaciones cutáneas, así como la presencia de pulgas o de otros parásitos. También puedes tantear su cuerpo en busca de excrecencias o de protuberancias.

Verrugas y tumores grasientos benignos son bastante corrientes en los perros viejos. Éstos no deberían causar problemas excepto si están situados en lugares donde plantean peligro de dañar otras estructuras (sobre el párpado, por ejemplo) o en lugares que causarían molestias. Acude al veterinario para verificar cualquier gordura inhabitual, sobre todo si ésta crece rápido.

Uñas: Éstas deben ser verificadas regularmente, con especial atención a los espolones. Éstos están situados sobre el costado de la pata y no tocan el suelo, de modo que no los usa regularmente. Algunas veces estas uñas crecen en círculo y regresan a la pulpa de la uña, lo que puede ser muy doloroso. Tú mismo puedes cortar las uñas del animal, pero siempre y cuando estés acostumbrado a hacerlo. Si no es el caso, pide al veterinario de hacerlo.

Oreja: La agudeza auditiva disminuye a veces con la edad. Cuando el tímpano funciona peor, el animal escucha mal, y este problema es desgraciadamente irreversible. Convendrá continuar vermifugando al perro y tratándolo contra los parásitos externos.




- Contacto - © 2008 Perrosmania.com. El portal completo sobre el mundo de los perros y sus razas. - Condiciones de uso -