PerrosMania 

Comportamiento 
Agresividad en el perro 
Mi perro se comporta de manera agresiva 
Perros y estados de ánimo 
Juguetes y Accesorios para Perros 
Relación con otros animales 
Perros y niños 
Inteligencia canina 
Angustia por separación 
Miedo a las tormentas 
Fobias 
Coprofagia 
Subirse a los muebles 
 
 

 
Adiestramiento 
Alimentación 
Bóxer 
Cachorros 
Comportamiento 
Cuidados 
Enfermedades y salud 
Labrador Retriever 
Pastor alemán 
Perros 
Razas de perros A-C 
Razas de perros D-M 
Razas de perros N-R 
Razas de perros S-Z 
Yorkshire Terrier 

Perros y niños


Muchos niños, sobre todo los más pequeños, no son conscientes que los animales son seres vivos y no juguetes. Omitir enseñarles a los niños cómo comportarse con los animales, es un riesgo, ya que pueden causarle sufrimientos al animal y, a veces, daños a ellos mismos. Para prevenir estas dolorosas consecuencias, es juicioso enseñarles a los niños que deben tratar bien a los perros (y a los animales en general). Cuando un perro de compañía entra en una familia que cuenta con niños pequeños, la vigilancia de los padres es primordial, hasta que los propios niños sean capaces de comportarse con el perro de manera responsable y sin hacerle daño. La vigilancia permitirá también a los padres asegurarse que el animal es inofensivo para los niños, sobre todo perros de edad de menos de cinco años.

Hay que enseñarles a los niños cómo mostrarles afecto a los perros. La mayoría de los niños tienden a tratar bruscamente a los perros en lugar de acariciarles y algunos perros no soportan esas brusquedades. Debemos enseñarles a dar muestras de dulzura y a evitar empujar, dar golpes o irritar al animal de cualquier manera. Por ello, podemos enseñarles también a cómo acariciarlo y mimarlo.

Perros y niños. Comportamiento

Cuando sea posible, los niños deberían contribuir a cuidar al perro: alimentarlo, cepillarlo, etc. La participación de los niños en los cuidados diarios de un perro les inculca el sentido de las responsabilidades, mostrándoles que la salud del animal depende de ellos. Los padres pueden crear una lista de tareas diarias que los niños deberán señalar una vez éstas estén cumplidas. Por otra parte, los padres deberán velar porque las tareas sean adecuadas y bien ejecutadas, si no el animal sufrirá y eso será perjudicial para todos. El veterinario puede apoyar estos esfuerzos explicándoles a los niños la importancia de los cuidados de salud, cepillado y una buena alimentación del perro.

Hay que inculcarles también a los niños el respeto de la intimidad del animal. Los perros de compañía deberían tener su pequeño rincón en la casa, donde puedan apartarse de los niños y de todos cuando lo necesiten. Los niños deben aprender a respetar esta necesidad de aislamiento y el espacio privado del animal. Los niños deben saber que los movimientos bruscos así como los ruidos intensos o gritos pueden sorprender o asustar a los perros. Hay que enseñarles que éstos prefieren ser tratados con dulzura y calma. De otro modo, pueden asustarse y no querer dejarse acariciar o tocar. O incluso peor: pueden llegar a morder.

Los niños deben aprender que antes de tocar a un perro desconocido, deben pedirle permiso a un pariente. Y es que es importante que sepan que todos los perros no son necesariamente amistosos y ciertos pueden considerar a los niños como amenazadores.

Los animales de compañía se revelan como una herramienta preciosa para enseñarles a los niños el respeto, la empatía, el sentido de la responsabilidad y la dulzura, etc. Estas cualidades serán útiles para ellos toda su vida. El lazo que une a un niño y un perro dura toda la vida.




- Contacto - © 2008 Perrosmania.com. El portal completo sobre el mundo de los perros y sus razas. - Condiciones de uso -